La perfección sí existe

foto-arte-blanco-negro-25re.jpg

¿Alguien podría describirme la perfección? La gran mayoría de la gente nos engañamos pensando que no existe, pero yo creo que cada uno de nosotros tenemos una definición de esa palabra que hace que exista. Para mí la perfección es aquello que da buen resultado des del principio. Dejadme que me explique, una persona perfecta puede existir en tu cabeza, para mí podría ser aquella que tratara bien a todo el mundo, aquella que siempre ayuda, aquella que a pesar de todo te demuestra que estará a tu lado, aquella que se dejará ayudar en sus peores momentos, aquella que al fin y al cabo siempre guarde una sonrisa para ti. El trabajo perfecto para mí sería aquél que llevas deseando des de que eras pequeño, aquél que te llena, aquél que te hace levantarte con ganas, aquél que noche tras noche esperas ilusionado a que llegue el momento de despertarse e iniciar un nuevo día. Para mí todo eso es la perfección, eso que tu crees que tiene unos hechos y consecuencias beneficiosas para ti. Así que permitidme que os diga que la perfección si existe y está dentro de cada uno de nosotros.

 

Hazle caso a tu corazón

sin-titulo

Empezad a creer en los hechos, en los actos, en las palabras, en los símbolos, empezad a no tener miedo del fracaso, en el rechazo, en la decepción, en la traición. Porqué igual que muchos hechos nos demuestran cómo es una persona, las palabras también. ¿Por qué creer solo en un término? Quien dijo que las palabras se las lleva el viento, no sabía que los actos pueden ser fingidos. Quien dijo que una imagen vale más que mil palabras es que no leyó la carta de amor de su alma gemela. Todo lo que tenemos que creer es eso que está hecho des del corazón de las personas. Porqué el único que jamás miente es este. El pensamiento nos dicta lo más racional, pero también puede distorsionarse. El corazón solo dice lo que siente, esté bien o mal, sea adecuado o no, sea erróneo o eficaz, él no entiende de hechos, de símbolos, de fracaso o decepción. Tenemos que deshacernos de las etiquetas y empezar a nombrar las cosas como son.

 

PASADO vs. PRESENTE

descarga

Y me tocó luchar contra mi pasado o contra mí presente. Podía no luchar contra el presente y que siguiera hasta un buen futuro. Pero alguien me dijo una vez que el pasado también puede convertirse en tu siguiente futuro. Entonces aquí surgió mi duda. ¿Qué prefería, enfrentarme a todos los acontecimientos de mi pasado o estar cada día pendiente de mi lucha contra el presente? No podía ni imaginar qué me depararía el futuro eligiendo una opción u otra y ahí fue cuando lo comprendí. Entendí que no somos propietarios del tiempo ni del destino; sí que tomamos nuestras decisiones pero lo que sucede después no lo controlamos nosotros y entonces, ¿sabéis qué decidí? Decidí no luchar, me rendí ante el tiempo y dejé que él decidiera que me beneficiaba más, si vivir en el pasado o si seguir en el presente.

Busca siempre tu camino a seguir

Odio ese sentimiento de agobio. Odio ese sentimiento de angustia. Odio notar que no puedo respirar cuando estoy en la montaña rusa que son mis sentimientos. Odio tener que tragarme todo lo que quiero chillar a los cuatro vientos. Odio tener que aguantar. Pero sobretodo, lo que más odio es no podérselo contar a nadie. Sentirme sola aunque esté rodeada de mil y una personas. Sentir que ando perdida por las calles, sin tener un rumbo fijo ni nadie que me siga. Necesito encontrar mi camino, mi vía de escape frente a estos momentos, el paseo que me lleve a mi mundo perfecto. Hay quien me diría que necesito un milagro, yo diría que necesito vivir la vida.

Todo pasa porqué tiene que pasar

Dicen que todo tiene un significado, hasta los sueños. Que si sueñas con serpientes significa que alguien cercano a ti te va a defraudar; si sueñas con lobos es que algo te preocupa; si sueñas con fuego es que algo viejo está a punto de terminar y que algo nuevo va a entrar en tu vida. Todo a lo que llamamos suerte solo es una definición que dan algunas personas a las cosas que para ellos no tienen un significado detrás. Para mí, todo pasa porqué tiene que pasar, no tenemos toda la vida escrita, no tenemos un destino final predeterminado, pero sí que ante nosotros tenemos varios caminos a elegir, la vida te los muestra todos pero antes de que tú elijas, ella ya ha decidido por ti, y aunque no lo creas, siempre coincidís. Pero con los sueños algo pasa, tienen un significado, todos y cada uno de ellos lo tienen, pero, ¿de verdad los sueños se cumplen o al fin y al cabo los sueños, sueños son?

Confiar en lo que desconfiamos

¿Qué te hace confiar o desconfiar en una persona? ¿Sus palabras? ¿Sus gestos? ¿Su pasado? ¿Su personalidad? ¿Por qué decidimos confiar en unos y en otros no? Yo tengo una teoría. Des de pequeños nos aferramos a lo que sabemos, a lo que nos protege, a lo que hemos vivido. Aquí aparece nuestra confianza; solo confiamos en aquello que somos capaces de asociar con lo bueno que hemos tenido. Si algo nos ha dado un resultado negativo, más a delante, al experimentar algo semejante, también desconfiaremos de ello. Mi teoría es esta: confiamos en lo seguro, en lo que se parece a lo que hemos vivido. Y desconfiamos de lo que se parece a lo que en su día nos hizo daño. Mi consejo: aprende a confiar en lo que desconfiaste, arriésgate, no puedes pasarte toda la vida desconfiando de aquello que te hizo daño una vez, porqué a veces ni lo bueno es tan bueno, ni lo malo es tan malo.

A veces esperar no es malo

¿Para qué rendirte? ¿Para qué perder la esperanza? Nunca sabes que puede ocurrir si esperas un poco más. Quizás te pase alguna vez; decidas rendirte y no esperar unos segundos más. Pero he de confesar que ese es un gran error. ¿Y si justo cuando lo das por perdido él viene por la otra calle porque se ha retrasado? ¿Y si al cabo de unos segundos aparece aquella amiga de la infancia que tanto extrañabas? ¿Y si en el momento que decides marcharte aparece corriendo tu exjefe porqué tiene una noticia importante pero no le da tiempo a alcanzarte? ¿Qué pasa entonces? No sabrás como acaricia ni como le brillan los ojos al verte a tu gran amor. No sabrás cuantas ganas tenía esa amiga de recuperar vuestra amistad. No sabrás que tu exjefe quería proponerte que volvieras al trabajo con un aumento. No sabrás nada, porque has decidido rendirte antes que esperar, y ese es un grave error que comete todo el mundo. Así que hazme caso, espera, espérate los segundos, minutos, horas, días, meses o años que haga falta, pero sin dejar de vivir tu vida. Nunca sabes cuando está a punto de suceder algo que siempre has deseado.

El sentimiento de escribir

Un día me senté frente al ordenador y empecé a escribir. Escribía lo primero que me pasaba por la cabeza. Escribía sin parar. Mis dedos recorrían el teclado de arriba abajo sin dar un respiro para el error. Justo tocar la primera tecla todo un mundo se abría paso ante mí. Los sentimientos fluían solos, desde mi parte más oscura del cerebro hasta mis sensibles yemas de los dedos que sentían cada una de estas emociones. De vez en cuando me atormentaba no poder desahogarme, estaba tan bloqueada que la página en blanco se quedaba horas y horas delante de mí. Los días restantes aprovechaba para dar vida a mis sentimientos, a mis emociones, a mis pensamientos. Daba vida a un mundo dentro de mí.